«

»

Imprimir esta Entrada

Linz, la ciudad que mira al futuro, en la vanguardia de Europa

Linz es capital de la región federal de la Alta Austria y se halla a pocos kilómetros de Bohemia y Alemania. En la encrucijada entre las turísticas Viena y Salzburgo y mecida por el padre Danubio, es un activo centro industrial que esconde grandes secretos, siendo en la actualidad un referente en la Europa de Vanguardia.

Vista Linz
Vista nocturna de Linz desde del Danubio / © Dieter Hawlan/Shutterstock

La ciudad se extiende principalmente a un lado de un importante meandro que hace el río Danubio para esquivar el macizo granítico de Bohemia y de ahí deriva su topónimo de origen romano: Lentia. En ese meandro se estableció una importante industria siderúrgica y del acero que tuvo gran importancia para la Segunda Guerra Mundial y el régimen nazi de Hitler.

Son diversos los personajes ligados a la ciudad. Además de Hitler, que nació en un pueblecito cercano y aquí estuvo estudiando y soñando en su gran y fracasado imperio; el científico Kepler también tuvo aquí su residencia avanzando en el conocimiento de los planetas, Mozart compuso famosas sinfonías, Buckner dirigió conciertos en la catedral y además Linz vio grandes poetas como Stifter.

La ciudad ha sido un punto importante en las comunicaciones de Centroeuropa y por eso no se ha librado de la destrucción de las guerras y la peste. Los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial acabaron de destruir buena parte de su legado histórico. Anteriormente la peste de 1723 mermó gravemente su población. Hoy, uno de sus espacios monumentales más notables, la Hauptplatz, conmemora el hecho con la monumental columna de la Trinidad. A su plaza y también lugar de reunión, junto al Danubio, asoman edificios renacentistas y barrocos así como las torres de su vieja catedral o Alter Dom. En un calle cercana al viejo ayuntamiento se pueden degustar las mejores salchichas del país en la popular taberna de Leberkas Pepi.

Algo más al sur, otro espacio monumental es el de la catedral nueva o Neuer Dom, que nos recuerda en su aspecto y magnificencia a la de Colonia y la de Viena, cuya altura de la torre campanario es casi igual y no la supera por un viejo decreto austriaco según el cual ningún templo puede superar en altura al de la Catedral de San Esteban con sus 137 metros de altura. En su torre existe una cámara donde el visitante puede hacer meditación aislado del mundo. Cercana a ella se hallan dos obligadas citas gastronómicas: la pastelería Jindrak (Herrenstrasse, 22), donde se elabora de manera tradicional la linzer torte, tarta de la que dice que su receta es la más antigua del mundo (1653) y es la mejor embajadora local, ya que se conserva sin refrigeración. Un animadísimo bar-restaurante nos permitirá disfrutar de un buen ambiente, buena comida (esencialmente carnes y tapas) y una rica cerveza, es el Paul’s Küche.bar.greisslerei (Herrenstrasse, 36). Esta agradable calle de Herrenstrase comunica con la Casa Regional o Landhaus, un monumental palacete renacentista que es la sede del gobierno regional y donde impartió clases el científico J. Kepler. Muy cercana de la casa donde residió Mozart.

A ambos lados de la animada Landstrasse se hallan los principales edificios y espacios monumentales y museísticos (como por ejemplo el Landes-galerie), esencialmente palacetes, plazas e iglesias y conventos. Una de ellas, la de las Ursulinas o Ursulinenhof, forma parte de un interesante y vanguardista proyecto del Kulturquartier que permite disfrutar de buenas vistas de la ciudad recorriendo patios y terrazas y disfrutando del arte y de las atracciones siguiendo un tema muy peculiar: el de los ángeles. En el interior de la iglesia además de conocer con detalle su arte (con una moderna tecnología) se puede contemplar un curioso, irreverente y monumental ángel estrellado en el suelo. Cercanas dos interesantes propuestas culinarias: una más tradicional vieja fonda y casa de comidas Klosterhof y otra más de moda, Pianino en Landstrase, 13.

Landstrasse
Landstrasse, siempre animada y populosa

Para obtener buenas vistas de Linz se recomienda subir con un tranvía desde la Hauptplatz a Pöstlingberg, una colina cercana coronada por una basílica y un parque de atracciones especialmente recomendado para los menores. El castillo (schloss) se ha renovado recientemente de una manera también muy novedosa, integrando espacios antiguos conservados con una modernidad que no acaba de quitarle su origen medieval. En él se halla el Schlossmuseum, que es el museo universal más grande del país y la Schlossbrasserie, o brasería del castillo, lugar moderno ideal para comer, tomar una copa y disfrutar de las vistas al centro de la ciudad y el Danubio. A sus pies uno de los templos más antiguos de Austria: Martinskirche o iglesia de San Martín.

Pero para conocer mejor Linz se recomiendan cinco opciones y espacios de vanguardia de carácter museístico (principalmente didáctico e interactivo) que nos darán una imagen totalmente sorprendente de una ciudad que apunta descaradamente al futuro y las nuevas tecnologías.

Linz es un punto de parada de los cruceros fluviales por el Danubio que aquí tienen su importancia natural, cultural e industrial. Es un lugar ideal para poder hacer ciclismo en todas las modalidades. La ciudad está preparada para ser disfrutada a pie, en tranvía pero también en bici.

5 lugares imprescindibles que conocer en Linz

Ars Electronica Center

Web: www.aec.at

Se trata de una especie de barco carguero futurista anclado en el Danubio, diseñado por Treusch e inaugurado en 2009. Es un museo del futuro que adquiere un aire mágico con su iluminación nocturna cambiante.

El museo se divide en cinco niveles o laboratorios temáticos donde se presentan de manera didáctica las más avanzadas tecnologías y ciencias digitales aplicadas al arte y la vida cotidiana. A principios de septiembre se celebra el reconocido Festival Ars Electronica, en el que participan reconocidos artistas relacionados con las nuevas tecnologías.

Lentos Kunstmuseum

Web: www.lentos.at

El nombre de este museo se inspira en el origen romano de la ciudad: Lentia. Lentos es un proyecto vanguardista que se confronta al edificio del Ars Electronica, al otro lado del Danubio. Su vistosa construcción rectangular en acero y cristal destaca por su iluminación nocturna que se duplica en el Danubio. Este destacado espacio de la ciudad, diseñado por los arquitectos suizos Weber y Hofer, alberga las mejores colecciones de arte moderno del país, representados por artistas de la talla de Andy Warhol o Gustav Klimt. En total se exhiben unas 12.000 obras entre fotografías, pinturas, esculturas y diversos objetos. Es un lugar también diseñado para exposiciones temporales.

Lentos Kunstmuseum
Visitantes y exposición en el Lentos Kunstmuseum

Voestalpine Stahlwelt

Web: www.woestalpine.com/stahlwelt

Ubicado cerca junto al área industrial de Linz que además recibe ese nombre el moderno edificio versa sobre el tema del acero constituyendo un espacio multimedia e interactivo que pone en conexión al hombre y la técnica. En parte es también una buena introducción a la historia reciente de Linz. La ciudad tiene otros espacios vanguardistas y futuristas que se han construido a finales del siglo xx o en los albores del xxi, como el Brucknerhaus, edificado según los planos del arquitecto finlandés Heikki Sirena y que tras su inauguración, con un concierto de Herbert von Karajan, se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Otro edificio moderno y singular es el Design Center. Por otra parte, en 1992 se erigió un barrio, basado en el principio de sostenibilidad energética, conocido como Solar City.

Musiktheater Linz

Web: www.musiktheater-linz.at

Ópera levantada según planos del famoso arquitecto Terry Pawson en 2013 en un lugar ajardinado que conecta el centro con los nuevos barrios. Al parecer se sitúa donde Hitler hubiera ubicado el nuevo teatro de Linz cerca de la actual estación de tren. Sus modernas instalaciones permiten disfrutar de las mejores actuaciones de ópera y teatro al alcance de la más avanzada tecnología.

Memorial de Mauthausen

Web: www.mauthausen-memorial.at

Aunque no está en la localidad de Linz, a unos 20 kilómetros se halla un lugar que debe pervivir en la memoria colectiva como hechos históricos a no repetir. El campo de concentración de Mauthausen (1938-1945) presenta dentro de sus escalofriantes instalaciones una impresionante y renovada exposición en su “enfermería” que no dejará impertérrito a ningún visitante. El tema es la muerte mediante la violencia diaria, las ejecuciones, los propios límites físicos del campo de concentración, el trabajo en la cantera, la medicina letal, el gas letal o los propios crematorios. Por su simbología impresiona la nueva sala de conmemoración donde están listados de manera alfabética los nombres conocidos de los fallecidos y asesinados (unos 81.000 presos políticos, homosexuales, testigos de Jehová, judíos y gitanos de 40 estados, entre ellos muchos españoles republicanos).

 

Para conocer con mayor profundidad Linz o cualquier otra localidad de Austria utilece nuestra Guía Total de Austria.

Austria Total

Más destinos inolvidables e información para el viajero en Anaya Touring

Enlace permanente a este artículo: https://www.anayatouring.com/blog/2016/07/14/linz-la-ciudad-que-mira-al-futuro-en-la-vanguardia-de-europa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>