¿Cómo se dice “buenos días” en chino?


Miércoles, 4 de mayo de 2011

 

Algunas frases útiles en chino

 

¡Hola!

你好!

ní jáo

¡Buenos días!

早上好!

tsáo-shán jáo

¡Buenas tardes!

下午好!

shiá-ú jáo

¡Buenas noches!

晚上好!

guán-shán jáo

¿Cómo está Ud.?

您好吗?

niín jaó ma

Bien, gracias. ¿Y Ud.?

谢谢,我很好,你呢?

shié-shié, guó jén jáo, ní na

Problemas con el idioma

 

¿Me comprende?

您能听懂我吗?

niín nán tín-tón guó ma

 

No comprendo.

我听不懂。
guó tín-pú-tón

 

¿Cómo se dice esto en chino?

这个用中文怎么说?
chó-có yóun chón-güén tsén-má shuó

 

 

Saludos

 

A los chinos no les gusta mostrar sus sentimientos, por ello se recomienda no tener contacto físico con ellos, como abrazos o palmadas en la espalda ni, por supuesto, besos en la cara.

 

Cuando se entra a una reunión se da la mano como en el resto de los países. También se hace una ligera inclinación con la cabeza. Es una costumbre heredada de su tipo de saludo tradicional que se ha ido occidentalizando en favor del, cada vez más popular, apretón de manos.  No es de extrañar tampoco, que la gente se salude con otras expresiones que nos pueden parecer curiosas como 你吃过了吗?(ní ché cúola ma), cuya traducción es “¿has comido ya?” o 去哪儿啊?(chú naár-á), ¿a dónde vas?. Sin embargo, son puros formulismos.

 

Presentaciones

 

En China se darán muchas situaciones en las que las costumbres locales chocarán con las nuestras o en las que sea difícil entender el porqué de una reacción concreta. Cuando entremos en contacto con un extraño cuyo nombre desconozcamos, la primera palabra que pronunciaremos será 你好 (ní-jáo, hola). Y si deseamos preguntar algo  o pedir ayuda, haremos la pregunta pertinente, comenzando siempre por 请问 (chín-güén), una fórmula de cortesía, algo parecido a emplear el condicional (“me gustaría”, “querría”… o el “por favor”).

 

Al entablar conversación con una persona de la que conocemos el nombre, siempre se deberán emplear las expresiones: apellido + 先生 (shián-shén = señor), apellido + 女士 (nü-shé = señora) o apellido + 小姐 (siáo-chié = señorita). Los nombres chinos constan generalmente de dos o tres palabras. La primera es el apellido y lo siguiente, el nombre.

 

Cuando la relación es más estrecha, suele llamarse a la persona por su nombre y podremos tutearla. En China el tuteo está bastante generalizado y sólo se le tratará de usted a las personas mayores y a personas que merezcan respeto (profesores, médicos, abogados, etc.). Sin embargo, los chinos son muy respetuosos con los extranjeros y por lo tanto siempre se dirigirán a ellos de usted.

Sobre el chino mandarín

 

China  posee una historia milenaria con una idiosincrasia propia más acentuada que la mayoría de países. Históricamente ha sido un país muy cerrado a las influencias externas, y exceptuando algunas ciudades de la costa este como Hong Kong o Shanghai, la presencia de extranjeros es una novedad de los últimos 25 años. Esto hace que China continúe siendo unos de los lugares más distantes a Occidente en cuestión de costumbres y tradiciones.

La particularidad más importante del idioma es el sistema de escritura chino: está compuesto por caracteres cuya pronunciación varía completamente según la zona donde son leídos y el dialecto que se habla, pero el significado es inmutable. Aunque en China el idioma oficial sea el mandarín o putonghua, que es el dialecto hablado en Beijing, existen siete dialectos más, además de las lenguas de las minorías. Muchos de ellos son tan poco parecidos entre sí como lo son el alemán y el español, y gran parte de la población no habla el mandarín; de ahí la importancia del idioma escrito: aunque dos personas de diferentes partes de China se encuentren y no puedan entenderse oralmente siempre podrán ponerlo por escrito y saber al momento a qué se refiere el otro; un ejemplo perfecto es la televisión estatal, donde la emisión es en mandarín pero la mayor parte de los programas van subtitulados para que los espectadores puedan entenderlo en cualquier parte de China.

 

La gramática china constituye una de las más sencillas que existen, las frases siguen el mismo patrón de los idiomas indoeuropeos: sujeto más verbo más complemento, y además no existen los artículos, ni los plurales, ni los tiempos verbales.

 

La verdadera complicación a la hora de hablar en chino es la pronunciación, así como la multitud de caracteres que lo conforman. Se cree que existen unos 56.000 caracteres, pero muchos de ellos son arcaicos y han caído en desuso, por lo que se considera que con un conocimiento de entre 2.000 y 3.000 caracteres se puede entender gran parte de lo que se escribe hoy en día. Los nombres no tienen tanto problema, pero siempre conviene saber que el apellido va antes que el nombre, por lo tanto, el apellido de Mao Zedong era Mao.

 

Uno de los grandes cambios en el siglo xx fue en el sistema de escritura, ya que durante los años 50, además de simplificarse la grafía para hacerla más comprensible, se cambió de una escritura vertical de derecha a izquierda a una horizontal de izquierda a derecha.