«

»

Imprimir esta Entrada

Gales e Islandia, de moda tras la Eurocopa 2016

La Eurocopa 2016 se celebrabó en Francia desde el 10 de junio hasta el 10 de julio y este mes de fútbol al máximo nivel ha dejado dos sorpresas deportivas: Gales e Islandia. Las selecciones “revelación” del torneo han puesto a sus respectivas naciones de moda; las han situado en el mapa y las han convertido en destinos que despiertan curiosidad. Así que nos lanzamos a mostraros unas pinceladas de lo que pueden ofrecer a los más ávidos y curiosos viajeros.

Selección de Islandia
Celebración de la selección islandesa en Reikiavik / © Visit Reykjavik

Gales, la nación de Gareth Bale

Con algo más de tres millones de habitantes forma parte de Gran Bretaña y de Reino Unido y se sitúa al sur de la isla. Una opción para llegar desde España es tomar un vuelo económico a Bristol (Inglaterra) y desde allí dirigirnos a Gales -la frontera se encuentra a menos de 50 km- bien alquilando un coche o mediante el transporte público. Uno de sus oriundos más conocidos es el futbolista Gareth Bale que era recibido por unas 200.000 personas en Cardiff como un héroe junto a sus compañeros de selección tras haber llegado a las semifinales de la Eurocopa 2016 en su primera participación.

Cardiff, Newport y algunas curiosas localidades

Entre los destinos que no se deben dejar de visitar está su capital, Cardiff, que se encuentra a unos 70 km de Brístol, y donde residen unas 350.000 personas. Su signo de identidad turística es su impresionante castillo, que se sitúa junto a su centro histórico. Testigo de la historia de la nación, fue fundado por los normandos a finales del siglo xi, la actual construcción data del siglo xix y es de estilo victoriano. Esta zona muestra una gran actividad comercial que se puede observar en modernos centros comerciales, pero también en su precioso mercado central con un espectacular techo de cristal, que data de finales del siglo xix, y en sus pasajes eduardianos y victorianos. Aunque desentona por moderno, no nos podemos olvidar del edificio que acoge su biblioteca central. Los interesados en el arte pueden acudir al Museo y Galería Nacional de Cardiff, situado en un edificio eduardiano cuenta con buenos representantes de la escuela veneciana, del impresionismo y un Rodin, y no deben olvidar echar un vistazo a la programación del Wales Millenium Centre, que alberga espectáculos de música clásica, ópera, danza, obras de teatro y musicales. Además dispone de tiendas, bares y restaurantes. Los futboleros y aficionados al rubgy tienen su lugar en el Millennium Stadium, que acogerá la final de la Champions League 2016-2017 el 3 de junio de 2017.

Mercado Cardiff
Mercado central de Cardiff / © F. G. Leal

A tan solo 50 km de Brístol y a 23 km de Cardiff, se halla Newport. Esta ciudad costera cuenta con una animada zona comercial donde destacan High Street, Commercial Street y Arcade Market. Es una agradable localidad para hacer una parada y recorrerla dando un tranquilo paseo. Tras Cardiff y Swansea, claramente industrial y con poco atractivo desde el punto de vista turístico, es la tercera urbe más poblada de la nación.

En el norte se ubica Portmeirion, una localidad que fue diseñada siguiendo el modelo de un pueblo italiano. Esto se disfruta y se aprecia en las fachadas de sus edificios barrocos especialmente cuando luce el sol. En el suroeste, se localiza la población más pequeña de Gran Bretaña con el estatus de ciudad, la coqueta St David, que no llega a los 2.000 habitantes. Este privilegio lo consiguió gracias a su deslumbrante Catedral donde descansan los restos del patrón de Gales, St David. También en Gales se halla la casa más pequeña de Gran Bretaña, Quay House, que se ha convertido en una de las principales atracciones de Conwy en la costa norte.

Privilegiada naturaleza y desconocidas playas

Si bien sus playas no serían a priori uno de los primeros motivos para visitar Gales, si son un aliciente. Algunas se sitúan entre las de mejor arena de Reino Unido. Al norte destaca la playa de Llanddwyn en la isla de Anglesey. Flanqueada por bosques y dunas, un sendero conduce a la reserva natural de Llanddwyn y ofrece unas excelentes vistas del Parque Nacional de Snowdonia. En el sur, en Pembrokeshire, Coppet Hall destaca por la calidad de su arena lo que hace que sea ideal para disfrutar de los típicos deportes playeros y un antiguo tranvía sigue circulando a lo largo de ella por su parte superior. Además, la playa de Rhossili en la costa de Gower está considerada como una de las mejores en el país y también a nivel mundial. Sus costas, islas y valles ofrecen la oportunidad de conocer la fauna y la flora endémica. Entre los mejores lugares para descubrir su privilegiada naturaleza se hallan: la isla de Puffin, The Skerries, Grassholm, Anglesey, Snowdonia y los Brecon Beacons.

Islandia, los vikingos juegan al fútbol

El país nórdico se ha situado en el mapa deportivo gracias al excelente nivel mostrado por su selección de fútbol que llegó hasta cuartos de final de la Eurocopa 2016. Teniendo en cuenta que su población es de alrededor de 340.000 habitantes y que el deporte más popular es el balonmano, es fácil hacerse una idea del escaso número de futbolistas profesionales que existen. Esto no asustaba a Islandia que se mostraba como un aguerrido conjunto con un popular “grito de guerra”, que para algunos muestra su herencia vikinga y que para otros “tomaron prestado” de los hinchas del equipo de fútbol escocés Motorwell.

Reikiavik, la capital más septentrional de un estado soberano

En el suroeste se sitúa su capital, Reikiavik donde viven alrededor de 130.000 habitantes y que ostenta el título de la capital más septentrional de un estado soberano. Su skyline está dominado por edificios bajos con coloridos tejados que dan un aspecto único si pensamos en lo que estamos acostumbrados a ver en las capitales de la mayoría de países desarrollados. Entre los principales lugares culturales se encuentran: la Culture House, la Biblioteca Nacional y Universitaria de Islandia, el Museo Nacional de Islandia, el Museo de Arte de Reikiavik o el Museo Marítimo Vikingo. Si pensamos en compras Laugavegur es la calle comercial por excelencia y Kringlan es el segundo centro comercial más grande del país.

De norte a sur: fuentes geotermales, glaciares y auroras boreales

A nadie se le escapa que Islandia dispone de mucho agua y además se encuentra en un punto con alta actividad geotérmica lo que hace que existan fuentes termales y géiseres a lo largo de todo el país. Algunas de ellas tienen la temperatura ideal para bañarse como el complejo geotermal Blue Lagoon, próximo a la capital o la playa geotermal de Nauthólsvík en sus límites. Las auroras boreales iluminan su noche desde septiembre hasta abril. Aunque es posible ver alguna en Reykjavik, las posibilidades suben al dejar la ciudad. Se pueden disfrutar de una manera distinta, cambiando de medio y dejando la tierra firme, en las piscinas geotermales. Son excelentes para contemplar este fenómeno que se produce a temperaturas tan bajas. En Reykjanes, en el noroeste, cuentan con una piscina de tamaño olímpico donde disfrutar de un baño a medianoche.

Blue Lagoon
El complejo termal de Blue Lagoon / © Promote Iceland

En las costas del norte del país se avistan con facilidad focas y en Eyjafjörður y en el golfo de Skjálfandi se pueden observar grupos de ballenas. En el oeste y en sus fiordos se refleja la historia geológica del país. Allí se encuentra el géiser más caudaloso de Europa, el Deildartunguhver, y Snæfellsnes es el vivo reflejo de la actividad volcánica en la zona. En el este sorprende su variedad de paisajes desde fiordos que cortan la respiración hasta valles que rebosan fertilidad. En esta zona, en las proximidades de Vatnajökull, se halla el mayor glaciar de Europa. En el sur, además de su capital, a 44 km de este se yergue el valle Þingvellir, un enclave central en su historia. El Parlamento se fundaba allí en 930 y siguió funcionando con asambleas anuales hasta finales del siglo xviii. En el siglo xx se convirtió en Parque Nacional y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004. La historia también se encuentra en Skálholt, sede episcopal y centro eclesiástico desde el siglo xi hasta finales del xviii. Asimismo, Patrimonio de la Humanidad es la isla de Surtsey, a unos 32 km de la costa sur. Fue creada por las erupciones volcánicas que se produjeron entre 1963 y 1967. Mientras las Tierras Altas del interior se caracterizan por la ausencia de vida humana. Sus colores crean lienzos con tonos amarillos, rojizos y verdosos en Landmannalaugar entre las negras lavas de obsidiana y los vapores que emanan de las fuentes geotérmicas. En Kverkfjöll, la geotermia ha excavado espectaculares cuevas debajo del glaciar y en las montañas de Dyngjufjöll se encuentra el lago Öskjuvatn y el cráter Víti, repleto de agua templada.

Aurora boreal
Aurora boreal en Jökulsárlón, el lago glaciar más grande de Islandia / © Promote Iceland

Más allá del fútbol, Gales e Islandia se posicionan como dos atrayentes destinos europeos para quienes deseen huir del calor que nos asedia en España.

Más destinos inolvidables e información para el viajero en Anaya Touring

Enlace permanente a este artículo: http://www.anayatouring.com/blog/2016/07/21/gales-e-islandia-de-moda-tras-la-eurocopa-2016/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>